Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

aprender a decir que no

Cuando eres una personas que no paran de exaltarse con cualquier nuevo proyecto o encuentro para compartir con gente, es probable que digas que sía prácticamente cualquier plan. Al final resultará que quizás necesites días de 36 horas para cumplir con todo. Podría decir que este fue mi caso por mucho tiempo y aún a veces todavía me pasa. Para poder llevar adelante el proceso de minimizar, más allá de la simplificación material, tuve que aprender a decir que no. Luego de aprender a tener una perspectiva más real de la administración de mi tiempo, lo siguiente fue cerrar proyectos incompletos que estaban a medio hacer o a los que ya me había comprometido. Si estás en muchos proyectos a la vez quizás no estés dando el máximo en cada uno de ellos. Además, es probable que tampoco estés teniendo suficiente descanso ni tiempo para divagar un poco. Si además tienes una vida social muy activa, ni hablar. Una vez un amigo me dijo que yo que hacía tantas cosas -unas me salían mejor que otras- s…



Creative Commons Licence