Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

gracias por la huelga de metro

Tengo que agradecerle a los trabajadores del metro de Barcelona por su fatal idea de protestar haciéndole la vida imposible a las masas con sus repetidas huelgas, pues gracias a ello he aumentando mi bienestar físico y mental. Con los huevos ya rotos por la forma tan infame en la que nos han fastidiado a los que menos tenemos que ver con la situación laboral de estos señores –que por cierto no ganan tan mal– terminé de tomar la decisión de no ir más bajo tierra para transportarme cada día al trabajo y evitarlo lo más posible en momentos de ocio. Ya en el pasado he tenido temporadas en las que he ido y vuelto al trabajo en bici cada día, pero no pasaba hace años. Ha sido algo intermitente, ha dependido de mis horarios de trabajo y de si tengo bici -una robada, dos que ya no estaban en estado de circular. El bicing en la mañana no es buena idea si trabajas en el centro — es muy probable que no encuentres espacio para aparcar. Retomé un poco el tema y ya tenía desde finales de Marzo vol…

la nación de los ex fumadores

Dado que para mi el minimalismo se trata de deshacerse de todo lo que no es realmente necesario, claramente el tabaco era un lastre gigantesco para lograrlo. Con algunas ideas sobre mi proceso personal, celebro con este post 100 días sin hacer ni una calada. Luego de fumar unos 20 años lo deje completamente por un año (hace ya casi cuatro). Empecé de nuevo, lo dejé otros seis meses después de casi un año fumando y lo cogí de nuevo por un año y unos pocos meses. En las temporadas en que fumaba lo dejaba por períodos cortos, 10–15 días, pero siempre había una excusa para volver. Estrés por nuevos proyectos, muchos compromisos sociales con fumadores y sobre todo cuando tenía conciertos en bares, entre la cerveza y el miedo escénico era casi inevitable. A veces también podía ser consecuencia de ansiedad social. El minimalismo se puede vivir de muchas maneras, pero de acuerdo a mi versión personal y a los valores que derivan de ello, fumar está completamente en contra. Me gusta mucho esta…

la billetera perfecta

En mi afán por ir más ligero cada día, estuve buscando en Internet una billetera lo más funcional y minimalista posible. Después de mucho navegar me encontré con i-Clip, de manufactura alemana y tan pequeña que no cubre del todo su contenido, aunque lo mantiene compacto y bien asegurado. Encontré varios productos similares y de distintas marcas, en Amazon hay bastantes, pero al final todo se redujo a dos posibles marcas por su funcionalidad y lo que parecían sen materiales resistentes: i-Clip y bellroy. Los productos de bellroy los descarté porque aunque de muy buena calidad los precios me parecen excesivos. i-Clip por otro lado tiene un precio razonable para no ser de fabricación china y para la calidad de sus materiales. Es un producto que volvería a comprar con toda seguridad, completamente funcional y con un buen acabado. Llevo la billetera cómodamente en el bolsillo delantero, lo cual es importante en una ciudad con tantos carteristas como Barcelona. Casi ni se nota que la llevo…

¡no más fotos por favor!

Esta semana fui a una exposición realmente maravillosa, the art of the brick. Había escuchado sobre este artista hace unos meses y por casualidad al poco tiempo descubrí que venía a Barcelona. Encuentro uno de los pocos artistas contemporáneos que no me parecen ser desperdicio conceptual sin concepto y casi se me arruina la experiencia con los omnipresentes móviles. No te puedes acercar a ver los detalles de ninguna pieza porque hay alguien posando extremadamente cerca y si no estás al menos a un metro y medio estorbas en la foto. Y si simplemente pasas de la gente y te acercas, los sujetos en cuestión se quedan allí esperando que te muevas, o sea en posición para la foto, con lo que sólo puedes ver un lado de la escultura, porque el otro tiene adosado una persona cuyo único objetivo, sin importar disfrutar del momento aquí y ahora, es tomarse una foto que probablemente ni mire más de dos veces en toda su vida. Pero claro, hay que mostrar en Facebook lo interesante que es nuestra vid…

un objeto al día

Para considerarse minimalista no hay que tener una cantidad específica de objetos, ni aplicar una única fórmula, ni purgar todo ya. Una técnica que resulta bastante útil para no sentirse abrumado es quitar un objeto al día. Luego de hacer varias limpiezas, llega un punto en que los objetos que van quedando son difíciles de depurar: Son sentimentales, costosos, han estado mucho tiempo con nosotros o son de colección. Cuando llegué a ese punto me decidí por intentar la técnica de eliminar un objeto al día para ir poco a poco, como sugieren varios blogs sobre el minimalismo. Normalmente estas pertenencias no son para tirar, son para vender o regalar, y resolver eso cada día no es tan fácil. De tal forma, decidí guardarlas fuera de mi vista para luego decidir que hacer con todo lo acumulado. Ya que las conservaba era más fácil remover las cosas, pues si realmente extrañaba alguna la volvía a su sitio o a uno nuevo que me gustara más. Al cabo de pocas semanas ni recordaba en detalle las ma…



Creative Commons Licence