Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Graham Hill: menos cosas, más felicidad

Cuando empezó a cultivarse mi curiosidad por el minimalismo una de las primeras fuentes de información a la que recurrí fue YouTube. Encontré una gran cantidad de videos: Distintas técnicas para empezar a simplificar, distintas tendencias del minimalismo, experimentos temporales como vivir sin dinero y otro sin fin de ideas. Si bien luego pasé también a la lectura de muchos blogs sobre el tema, los videos siguen siendo una gran fuente de inspiración. En ese sentido, quisiera compartir esta presentación en TED talks de Graham Hill sobre «menos cosas, más felicidad», donde hace su planteamiento de forma tan concreta y amena que no necesita los 18 minutos de límite máximo que se tienen como regla en estas charlas y que casi todos los ponentes usan al máximo. Él se limita a usar poco menos de 6 minutos y sin embargo es uno de mis favoritos. Graham Hill es fundador del sitio web LifeEdited y es arquitecto y diseñador. El video está en inglés, pero tiene subtítulos en castellano disponible…

¿Por qué cada vez que viajo quiero tener menos?

Sesenta y cuatro kilogramos en dos maletas, más un equipaje de mano y el bolso de la portátil. Y eso porque era el máximo permitido por el billete de avión, que para lo que se incluye ahora es bastante, quizás demasiado. Me venía a vivir a otro país y necesitaba «mis cosas», pero es increíble como nunca terminé de sentirme en casa durante años. Me estuve moviendo con tantas cosas que nunca desempaqué del todo, hasta que finalmente me mudé solo. Y entonces, ya no quise tener tanto. Ahora no me puedo imaginar cargar con tanto por la vida. Uno siempre dice que no se arrepiente de nada, que volvería a hacer todo igual en la vida y todo lo que viene con ese discurso, pero hay que enfrentarlo, eso es hablar mierda. Un par de cosas cambiaríamos, a veces más que eso. Si planeara moverme por una temporada larga —o indefinida— a otro país, seguro que llevaría mucho, mucho, mucho menos. Una de las cosas que más me gusta de viajar, aunque sea por pocos días, es que puedes vivir una realidad disti…

De cómo buscar el ‘post’ perfecto me aleja del minimalismo

Pues sí, apenas un par de posts y luego una larga ausencia. Me fui de vacaciones un par de semanas y como siempre ocurre, después de varios días de viaje cuesta ponerse al día en el trabajo y a veces en lo personal. Tenía pensado máximo dos semanas para ordenar todo y hacer una publicación sobre viajar ligero. ¿Qué pasó? Pues que sabiendo que siempre me tomo tiempo en escribir, reescribir y reescribir, buscando las palabras correctas lo fui dejando para luego —muy luego—, mientras me concentraba en el trabajo —no han parado de salir nuevos proyectos—, el buen clima en el verano y los conocidos que siempre vienen de vacaciones en esa época a Barcelona. Total que el verano se acabó hace dos meses y seguía sin tocar el blog, pensando en que se me iría todo el tiempo libre en poner ideas en orden de nuevo, retomar lo que dejé a medio hacer y sobre todo sabía que no publicaría posts con los que no me sintiera 100 % satisfecho. Y no es lo que escribo tenga valor literario ni nada parecido. …



Creative Commons Licence